Inicio Situación Historia Alrededores Rutas Imagenes Estadisticas Enlaces

Llama - Puerto de San Isidro
Llama - Puerto de Vegarada

Llama - Cueva de Valporquero
Llama - Ruta del Cares

 

Llama de Colle – Sabero - Riaño

Llama de Colle, Colle, Sotillos, Olleros de Sabero, Sabero, Saelices, Santa Olaja, Aleje, Verdiago, Valdore, Crémenes, Las Salas, Horcadas, Riaño.






RIAÑO

La historia reciente de Riaño está marcada por la traumática construcción del embalse que anegó el pueblo original, el antiguo Riaño o Viejo Riaño en 1987. Junto con él, siete pueblos más del valle fueron también cubiertos por las aguas.

Tras varios intentos de construir un embalse a lo largo del siglo XX, finalmente el valle de Riaño, en el que confluyen los ríos Esla, Yuso y Retuerto, fue sepultado por las aguas en 1987, bajo el gobierno de Felipe González siendo ministro responsable Javier Sáenz de Cosculluela.

El proyecto de construcción del pantano dio lugar a numerosas movilizaciones populares, enfrentamientos con las fuerzas del orden e incluso suicidios, siendo finalmente necesario para la demolición de las casas, el desalojo por la fuerza de los vecinos que se negaban a abandonarlas, atrincherándose en los tejados de las mismas. El nuevo Riaño fue reedificado en la cima de la montaña. Las compensaciones tan anunciadas entonces en forma de nuevas tierras de regadíos en la provincia de León a cuenta del agua del pantano no han sido hasta el momento cumplidas.




Llama -  Puerto de San Isidro

Llama de Colle, Grandoso, Boñar, Valdecastillo, Orones, San Cibrián de Somoza, Puebla de Lillo, Lago Isoba, San Isidro.











SAN ISIDRO – LAGOS

Tres lagos embellecen el entorno de Isoba: el Presente, el Ausente y la laguna de los Hazas; todos de origen glaciar.
El lago Presente es un lago pequeño, de unos cuatrocientos metros de perímetro y cinco de profundidad en su parte más honda. Por sus alrededores, ramonean los caballos salvajes asturcones. En sus aguas, crecen juncias y alberga truchas que no son luchadoras contra corriente como las de río y presentan una cabeza desmesuradamente grande.

El lago Ausente se encuentra frente al Presente, monte arriba, más grande, más profundo, más azulado y de purísimas aguas filtradas entre la arena de la concavidad de la sierra de Sentiles. El acceso a este lago se realiza subiendo en coche hasta la estación invernal y se asciende por carretera empinada un kilómetro, caminando otro par de kilómetros se aboca a este bellísimo remanso de agua desde el que se contempla toda la reserva del ecosistema de Mampodre. Allí vienen a abrevar los rebecos.

La laguna de los Hazas: Cerca de Isoba se encuentra el valle de los Hazas, con su riachuelo que engrosa al de San Isidro. Los Hazas es una dilatada pradería con senda uqe llega hasta la Peña del Viento. A mitad del valle bifurca hacia la derecha una senda que nos lleva a la Laguna Negra o de Los Hazas.

Extracto del texto de Matías Díez Alonso
Para más información, visita: http://reinolvidado.blogspot.com/2006/06/los-lagos-de-isoba-y-sus-leyendas.html




Llama - Nocedo - Puerto de Vegarada

Llama de Colle, Grandoso, Boñar, La Vega, La Mata de la Riba, La Vecilla, Nocedo de Curueño, Valdelugueros, Cerulleda, Redipuertas, Puerto de Vegarada.








CASCADA DE NOCEDO

En el alto Curueño, a unos 5 km. de La Vecilla, en dirección al Puerto de Vegarada y un poco antes de llegar a Nocedo de Curueño, encontramos a mano izquierda un cartel indicador que nos conduce a la cascada o cola de caballo de Nocedo. También es conocida como cascada de Valdorria, pues es el río Valdorria que baja desde el pueblo del mismo nombre, quien la forma al salvar un importante desnivel para unirse al río Curueño.

Ángel Fierro dice “Salta el río hecho espuma, buscando puerta de salida y finalmente va a dar a un agujero abierto, por donde se despeña, en un halo de juegos de espuma y luz: Es la Cascada de Valdorria, a la que le impusieron el pedestre adjetivo de Cola de Caballo. (…) En las paredes verticales centellea la luz, se rompe el agua en hilos microscópicos y es tal su disolución que el humo truena, o bordonea un bajo cifrado como a la espera de la melodía principal.”

Para más información, visita: http://www.laposadanet.com/n446/rutas_446.shtml




Llama de Colle - Hoces de Vegacercera - Cueva de Valporquero

Llama de Colle, Grandoso, Boñar, La Vega, La Mata de la Riba, Renedo, La Vecilla, Campohermoso, La Valcueva, Robles de la Valcueva, Matallana de Torío, Serrilla, Vegacercera (Hoces de Vegacervera), Felmín, Valporquero de Torío, Cueva de Valporquero.


a




a


CUEVA DE VALPORQUERO

La cueva de Valporquero, se abre en el fondo de una gran depresión, inmediatamente debajo del pueblo de Valporquero de Torío, un pequeño pueblo de montaña leonés, perteneciente al ayuntamiento de Vegacervera, en la provincia de León.
Se llega a ella, tras atravesar las Hoces de Vegacervera en un impresionante tajo labrado por el río Torío en la roca caliza, y que bien merece el descender del coche y recorrerlas a pie, dejando que el paisaje, la montaña, nos invada.

Valporquero no es una simple cueva, sino lo que en términos espeleológicos se conoce como “complejo” o “sistema” y que a nivel popular se traduce en el plural “cuevas”.
Esto es así porque tiene tres entradas: Valporquero, acondicionada para el turismo; la Sima de Perlas, sólo accesible por personas entrenadas y La Covona, salida natural de las aguas que circulan por la cueva.
El complejo de “la cueva de Valporquero”, tiene una longitud total de 3.120 metros, de los que tan sólo están abiertos al turismo 1.300, correspondiendo al resto la Sima de Perlas y el curso de aguas activo, que por la estrechez de sus galerías son inaccesibles. En el interior la temperatura desciende hasta los 7º C y la humedad tiende a la saturación.

En un primer recorrido por la cueva, destacan varias salas, unas por su tamaño, otras por las formaciones, - estalactitas, estalagmitas y coladas -, que las adornan.
La primera de ellas que encontramos, es la Sala de Pequeñas Maravillas, una orgía de formas, en la que se entremezclan las coladas con las estalactitas y columnas.
Gran Rotonda, a continuación, con una superficie de 5.600 m2 y la altura de su bóveda, nos hace enmudecer y sentirnos minúsculos.
Podemos pasar por la Sala de Hadas, en la que un fuerte descenso y un trecho inclinado, adornado de innumerables estalactitas, nos acompañan hasta el cauce del curso de aguas.

Subiremos al Cementerio Estalagmítico, mudo testigo de la historia pasada de la cueva.
Viene después la Gran Vía, en la que dejaremos nuestra vista perderse recorriendo sus planas paredes, hasta la oscuridad que oculta su techo.
Veremos la Sala de Columna Solitaria, para terminar el recorrido en Grandes Maravillas, donde nuevos y abundantes adornos pétreos, alegrarán nuestra vista.

Valporquero es, en resumen, una cueva impresionante por su grandeza, por la alegría de sus formaciones, variedad de formas y por la diversidad de salas que contiene.

Es, sin embargo, una cueva a la que no se puede echar, sin más, una rápida ojeada. Es una cueva a la que deberemos volver, para que ella, poco a poco, nos vaya descubriendo sus rincones, sus menores detalles y para que su aliento, nos haga comprender, que en la Naturaleza, no somos más que una pequeña y efímera parte y que sólo ella perdura, pues con paciencia y tesón, ha conseguido labrar, lo que ahora nosotros admiramos.



Llama -  Puerto de Tarna - Valle de Valdeón - Ruta del Cares

Llama de Colle, Grandoso, Boñar, Valdecastillo, Orones, San Cibrián de Somoza, Puebla de Lillo, Cofiñal, Puerto de las Señales, Puerto de Tarna, La Uña, Acevedo, Lario, Suron Puerto del Pontón, Puerto de Panderrueda, Calderilla, Posada de Valdeón, Los Llanos, Caín.












LA RUTA DEL CARES

La Ruta del Cares es una de las sendas más conocidas de los Picos de Europa, situada entre la provincia de León y la comunidad asturiana. Es una ruta de 12 km, entre Posada de Valdeón, pasando por Caín y Poncebos (Asturias). Con un paisaje espectacular, la garganta es la consecuencia del paso del río Cares, empeñado en atravesar el macizo montañoso, horadando la roca a lo largo de los siglos.

Discurre por la llamada La Garganta Divina del río Cares y se trata de un camino a media altura que se abrió en la roca para la construcción de la canalización que alimenta la central hidroeléctrica de Camarmeña - Poncebos construida entre el año 1916 y 1921.

La longitud de la ruta, como hemos dicho, es de 12Km y discurre por un camino de 1,5m de anchura con muy pocos desniveles que bordea el acantilado con profundos cortados, que se puede realizar a pie.

La roca en la que se abre el desfiladero es de caliza gris en la que hay multitud de oquedades, algunas las cuales se han aprovechado para refugio del ganado lanar que pasta por el lugar.

 

 

sybila